14 may. 2007

Hoy voy a verte

Aun mi cuerpo vibra como el de un colegial cuando me sonríes, tiemblo emocionado cuando te veo, y suspiro con esperanza cuando me hablas, es algo subjetivo que todas estas emociones lleguen siempre cuando estas presente, en cambio, cuando no estas, a veces siento que la soledad me invade, es extraño porque no me considero ser un ser dependiente, auque las evidencias demuestren lo contrario.

La nueva psicología nos invita siempre a pensar sobre nuestras emociones, darle nombre a lo que sentimos y con base a eso actuar, pero temo que actuar esa verdad que todos presumen nos hara libres, me puede encadenar, al rechazo, y es un rechazo del qu quiza no pueda salir.

Quiza deba ser así, adorarte en silencio, y que no sepas abiertamente como te veo, como te añoro, y como se que tu eres para mí, como lo cantaría Gloria Estefan

Hoy voy a verte de nuevo,
voy a envolverme en tu ropa.
Susúrrame en tu silencio
cuando me veas llegar

Escrito despues de haber tomado
3 johnny walker etiqueta roja

Una para llevar

El caballito de tequila es fuerte, cae pesadamente en tu cuerpo, lo calienta, y lo afloja...

El corazón late fuerte, la energía se inyecta, y la mente comienza a volar, el sonido se expande, los colores te atren, y los consejos te llueven, el sudor refresca tu frente, y tu respiración agitada te mantiene despierto, o al menos lo que se entiende por despierto en alguien que ha bebido un caballito de tequila cada diez minutos.

En momentos así me vuelvo espectador, contemplo la pintura que se forma a mi alrededor, y me imagino pintando hermosas venus junto a boticelli, oigo las palabras, pero no las entiendo, aunque sé que me estan hablando en español, me siento absatraído en una paz alcoholizada.

Haciendo una analogía de la frase Tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos, de un viejo presidente, termino escribiendo; Tan lejos de la esperanza y tan cerca del alcohol.

Cuando bebas hazlo porque quieres.

Escrito después de haber bebido 5 caballitos de tequila,
dos tequilas con sagrita,
y una cerveza

5 may. 2007

Inspiración

El sonido de un eructo es inversamente proporcional a la popularidad de la persona que eructa en público.

El viento me acaricia mientras pienso en estas palabras, el alcohol juega con mis sentidos, todo se ve más brilloso, lo dulce sabe dulcísimo y el sonido se convierte en un ruido extremoso. Es como entrar en una cámara donde todo se intensifica, crece sin medida y te produce sensasiones extra normales.

Creo que es de personas inteligentes saber cuando, como y cuanto beber, pero también creo que es de personas sabias, saber disfrutar cuando se bebe. No es que defienda al bebedor empedernido que necesita el alcohol como combustible para realizar algún proyecto, personalmente creo que es un insitador, una luz en el torbellino oscuro de la duda, un deshinibidor, liberador de ideas y de corazones.

Tómame, poseeme y dame valor, que un hombre libre quiero ser....

Escrito despues de haber bebido en el der krug
1.1 litro de cerveza stout