8 nov. 2009

El instante mágico

Para mí, el instante mágico es el momento donde cada emoción y expresión de esta se intensifica. Es el segundo donde tu mirada me saluda, el timbre de tu voz me acaricia y tus brazos me abren sus puertas. Es el rato cuando nuestras voces se mezclan, nuestras manos se unen y nuestros labios se sellan.

Es el santiamén que compartimos, cuando las ideas de uno complementan las ideas del otro, donde existe una luna que calienta más que un sol, y el agua que escurre por la comisura de tus labios es deliciosa. Es la pausa donde la alegría y la tristeza nacen del mismo sitio y el odio se desvanece en el perdón así como todo problema cuando tus brazos me cobijan.

Para mí, el instante mágico en pocas palabras, es cada emoción y expresión de esta que puedo compartir contigo.

Dedicado a mi regalo de Dios.

Escrito después de haber bebido
1 Yerbabuena
1 Beso de angel
Real mascusia

31 ago. 2009

Quiero

Quiero dejar de ser quien soy y convertirme en lo que los demás esperan de mí.

Quiero dejar de ser lo que los demás esperan de mí y convertirme en lo que quiero ser.

Quiero dejar de soñar en convertirme en lo que quiero ser y hacerme cargo de mi vida.

Por que lo que soy, lo que los demás esperan y lo que deseo ser nunca será mas importante que lo que soy ahora.

Escrito después de haber bebido
2 barrilitos
2bohemias

7 may. 2009

Mi vaca; nuestra vaca. Segundo aniversario

Aquí sigo, aun buscando la respuesta a la pregunta que no se formular. Sentado, con alcohol en las venas, calor en la piel, sudor en la frente y el palpitar de mi corazón indomable.

Durante dos años he compartido contigo una imagen distorsionada de mi vida. Eres testigo de mis logros y fracasos, un compañero en la jornada, el amigo que no necesita una invitación, no miento al decirte que eres alguien bajo cierto punto de vista especial. Te confieso que en momentos ha sido difícil continuar con este proyecto, sobre todo al buscar el momento adecuado donde alguna bebida me permita tocar algo de la inspiración que nos rodea y expresarla en algunas palabras en forma elocuente. ¿Elocuente?, bueno, lo que podemos llamar elocuente en un sitio llamado la vaca ebria.

Leo algunos de los escritos que plasme en el pasado y me parecen tan extraños que fácilmente podría llamarlos género vaca ebria, sin embargo lo mejor de todo es imaginar la reacción que tendrás al leerlos, se que algunos te han agradado porque me lo has dicho, no lo niego, me halaga el que me leas y te tomes el tiempo para dejarme un comentario. Es verdad que a veces he sido recurrente en algunos temas, o la forma en que los abordo carece de sentido. Para defenderme un poco solo te diré que tomo antes de escribir y eso aparte de crear nuevos caminos mentales cierra otros, no soy perfecto lo admito.

Sin embargo siempre me he divertido escribiendo, compartiendo contigo lo que deseo, presumiendo lo que he alcanzo, y llorando en tu hombro cuando me lo has permitido, y por eso y por muchas cosas mas, ven a mi casa esta navidad, bueno que esperabas es la vaca ebria.

¡Gracias por estar conmigo!, aquí sigo, buscando la esperanza.
3 copas de Bayles
En my house

25 mar. 2009

Dialogo

- ¿Por qué estas corriendo? – Pregunto.
- Porque mañana debo levantarme temprano y quiero dormir un poco más. –Respondes.
- Si querías dormir un poco más, ¿Por qué no regresaste a casa más temprano?
- Porque quise pasar más tiempo con mis amigos. Y no me importa tanto desvelarme si creo que vale la pena. – Pareces enfadado.
- Entonces, ¿Por qué estas corriendo?
- Porque estoy huyendo de un recuerdo.
- ¿El recuerdo de quien?
- Ya sabes de quien estoy hablando.
- Lo sé, tu conoces mis preguntas antes de que las formule y yo se de tus excusas antes de que las compartas conmigo. Anda se amable, charlemos como dos buenos amigos.
- … - No respondes sin embargo te relajas un poco.
- ¿Piensas en ella? – Pregunto bajando el tono de voz.
- Sí, todos los días que pasan. Sin excepción.
- ¿La extrañas?
- Mucho, me hace falta su compañía.
- ¿Por qué ya no le hablas?
- Buscamos algo diferente, ella desea mi amistad y yo deseo su amor.
- Es difícil vivir una situación así. Me imagino que por eso decidiste alejarte. Si tu no obtienes lo que quieres ella tampoco lo debe obtener. – Mi comentario se escucha un poco frío.
- No es así, la quiero sobre todas las cosas. Y lo mejor que puedo hacer por ella es dejarla ir.
- Pero aún corres. – Insisto.
- Aún esta conmigo. Su fantasma me persigue y atormenta. Abro el libro de mi vida y al leerlo aún en los momentos más alegres que compartimos termino llorando o evadiendo a la a la realidad perdiéndome en el abismo de mi soledad. – Te observo y realmente se que te afecta lo que esta pasando.
- Es algo muy triste y doloroso.
- Sí, más cuando se que ya no esta.
- Quizá nunca estuvo.
- Sin embargo, me duele, me duele mucho.
- ¿Por qué no la dejas ir?
- Es lo único que tengo de ella. No quiero perderla, el dolor mantiene viva su imagen.
- Déjala ir.
- No.
- ¿No acabas de decir que te duele mucho estar así?, ¿Por qué quieres seguir sufriendo?
- Quizá aún no me duele lo suficiente.
- Ella no regresará. Lo sabes y lo sé. – Te comprendo, estamos pasando por lo mismo.
- …
- Entonces, ¿Por qué estas corriendo? – Vuelvo a mi pregunta inicial cambiando la intención de mi pregunta.
- Porque estoy buscando
- ¿Que estas buscando?
- Una razón.
- ¿Una razón para que?
- Una razón para seguir viviendo sin ella. – Callamos y nos concentramos en el camino.
- Me gustó el licor de jamaica que probamos en la casa de nuestros amigos.
- … - Sonríes y sigues manejando.

Escrito despues de haber bebido
2 tequilas con jugo
2 tragos con licor de jamaica
1 canela

23 feb. 2009

La vaca ebria al servicio de la raza, recomienda:

Provocativa... Crítica... Propositiva... Absurda... Grotesca... ¡Y Muy Divertida!


"CIRCO TV" Y "La Silla"

Escritas y Dirigidas por: Esteban García

Viernes 6 de Marzo 8:30pm. Teatro Guadalajara del IMSS
Cuota de recuperación $50.00


¡Ven, Acompañanos, Diviertete!

¡Ven y disfruta con nosotros la emoción y la mision de hacer Teatro!


Escrito despues de haber bebido
1 copita de rompope de piñon
JEJEJE

16 feb. 2009

¿Qué hay entre nosotros?

Me pregunto: ¿Qué hay entre nosotros?
Puesto que aunque no eres una necesidad, tu compañía me enriquece. Y en momentos de aislamiento me permito ver nuestra fotografía y me atrevo a fantasear.

Porque al cerrar mis ojos y alzar mis manos en el aire, imagino que te cobijo con mis brazos. Al inclinar mi cabeza hacia adelante creo escuchar tu voz, y la muevo con deleite porque tu elocuencia y ritmo al hablar me envuelven.

No somos amigos frecuentes, confidentes en momentos íntimos, o un hombro de apoyo en algún tropiezo que la vida nos ofrece. Sin embargo, a tu lado estoy orgulloso de ser quien soy, y así puedo darme el gusto de divertirme como el hombre que juega a ser un niño, o el maestro que finge ser un aprendiz.

Es verdad que contigo río, me identifico, y al ver tu sonrisa, ante las locuras que externo sólo cuando me encuentro con verdaderos amigos, me siento aceptado.

Desconozco el motor que me impulsa a escribir estas palabras, y más aun desconozco tu reacción al leerlas. Más lo que siento es real, y sincero, y estas oraciones representan el cariño que siento por ti.

Me pregunto: ¿Qué hay entre nosotros?
Es muy simple responderlo. Un bello recuerdo contenido en unas piezas musicales, algunas copas de vino, y el frío de una noche que se convierte en madrugada.

Dedicado a una enviada de Dios

Lo mejor de todo fue poder besar tus dedos
sin dejar de mirarte.

Escrito después de haber bedido:
2 tequilas
2 rones con tequila
Una casa
4 tequilas
1 crema irlandesa
Una fiesta

10 feb. 2009

Volver a verte

Al verte partir me doy cuenta que ha sido grato volver a verte…

Aprenderme los nombres y precios de los platillos, jugar con mi celular, o lanzar miradas furtivas a la anfitriona de la cafetería. Quedarme con mirada extraña cuando algún camarero me pregunta si hace falta algo y hacer una señal al asiento vacío.

Sonreír como niño cuando llegas, brincar de mi asiento y acomodar el tuyo, llenar al silencio con los comentarios que anteceden a una charla más profunda. Pedir una bebida, y una botanilla.

Verte fijamente cuando me enfrentas y me cuestionas, sonrojarme un poco y dudar ante algo que por mucho tiempo he guardado y que al momento de decirlo carezco de la capacidad para hacerlo. Resistirme con juegos a decirtelo.

Decirte el motivo.

Escuchar tu razón, escuchar tus motivos, comprender que en realidad el motivo no era tan importante, comprender que el tiempo que compartimos posiblemente sea el mismo, pero el espacio y la compañía serán diferentes.

Somos amigos.

Cambiar el tema y volver a nuestras rutinas, cada uno buscando y viviendo cambios, cada uno esperando y diciendo adiós a lo que ha quedado atrás.

Al verte partir me doy cuenta que ha sido grato volver a verte…

Escrito despues de haber bebido
1 cerveza bohemia
Estación de Lulio