31 jul. 2007

El camino

Me despedí, encendí la radio, y aceleré por la avenida. El alcohol se apareaba con mi sangre, todo aquello rodeado por carcajadas, música y algún que otro te quiero.

Solo existimos tres elementos, el camino, mi auto y yo. Corrí por las calles, corrí por las avenidas, no tenía destino, sólo corría. Aún cuando leo estas palabras no se si estaba huyendo, o si al contrario deseaba alcanzar algo más.

Quizá se una combinación de ambas, ya que cuando huimos de algo, siempre buscamos ese otro que lo sustituya. Me cuesta entender que he perdido, y con qué debo llenarlo, pero como me lo dijo alguna vez un profesor en la maestría: El conocimiento siempre llega cuando tiene que llegar

Estaba confundido, las ideas se agolpaban en mi cabeza, decidí correr más rápido que mis problemas, olvidarlos por un momento y disfrutar del camino como el disfrutaba de mi. Abrí mi boca y se lleno de aire frío. Imaginariamente fui dejando atrás recuerdos, historias y culpas, quizá con suerte el camino me diga de que huyó y que me hace falta.

Algún día resolveré ese misterio, mientras tanto, mi compañero será el camino. Dejaré lo que soy, lo que tengo, y buscaré, algo más.

Escrito despues de haber tomado
3 nalgas alegres
1 wisky
2 vampiros
en los equipales, una casa y los molachos

19 jul. 2007

Solo lo que quiero

Quiero vivir sin consideraciones, libre de prejuicios, restricciones y miedos. Disfrutar de cada momento y sentirlo como único e irrepetible. Olvidar mis límites y refinar mis virtudes.

Quiero aprender a estar solo, gozar de mi compañia y depender de estímulos internos para alcanzar las metas que me he propuesto. Reír como niño, enseñar como anciano y llorar como mujer.

Quiero ser responsable, tanto en mis actos como en mis emociones, que mis acciones sean el reflejo de una mente clara y mis sentimientos de un espíritu sereno.

Quiero regalar flores, llevar serenatas, bailar en una fiesta hasta desfallecer, tomar una copita de jerez en navidad, cantar con pasión, soñar con locuras, ganarme la lotería y besar con lujuría.

Quiero tener muchos amigos y una novia, que esa novia sea mi esposa, que aprenda a distinguir la diferencia entre capricho y necesidad, darle tiempo y lugar a mis proyectos, consentir y ser consentido.

Quiero que mi trabajo sea mi hoby y mis hobies sean mis amantes, tomar alcohol por el gusto de hacerlo, seguir siendo fumador pasivo, creer en la fuerza, y ser un excelente orador.

Quiero ser grande espiritualmente, confiar en Dios como confío en mi mísmo, rezar y saber lo que estoy rezando, ir a misa y no dormir, dar mi tiempo a los demás, y abrazar con sinceridad.

Quiero llegar a ser anciano, contemplar el tiempo desde un equipal con mi nombre grabado, jugar con mis nietos, comer todos los días una jericalla y morir al lado de la mujer que amo, dormimos tomados de la mano.

Escrito despues de haber bedido
2 copas de casillero del diablo
hospital del carmen

13 jul. 2007

Correspondencia

Necesito saber que me amas, que en mi ausencia me recuerdas, y cuando ves a una pareja de amantes nos proyectas.

Quiero tener la certeza que cuando nos vemos quieres besarme, que enloqueces mientras sostengo tu brazo en el mío, y suspiras cada vez que mencionó tu nombre.

Me gustaría imaginar que sin mí te sientes sola, que en tu corazón tengo un espacio reservado, y una palabra mía, siempre hace la diferencia.

Porque…

Has de imaginar que sin ti sólo me siento, que en mi corazón tu lugar ya esta dispuesto, y que unas palabras tuyas marcan la diferencia.

Has de tener la certeza que suspiro cada vez que me llamas, que enloquezco mientras sostengo tu brazo en el mío y todo el tiempo sólo pienso en besarte.

Has de saber que nos proyecto en todos los amantes que veo, que te recuerdo cuando no estas presente y sin cabida a ninguna duda; te amo

Escrito después de haber bebido
2 vampiros
En manolo