24 nov. 2008

Gracias pequeño por mirarme así

Gracias pequeño por mirarme así

Por saludarme sin realizar ningun gesto, recibirme en tu hogar sin reconocerme y hacerme sentir bienvenido sin prestarme t atención.

Gracias pequeño por mirarme así

Por ser exigente conmigo, por reclamar mi atención y pretender que te interesas en lo que estoy diciendo.

Gracias pequeño por mirarme así

Por regalarme tu tiempo y por el calor que trasnmitieron tus abrazos. Por pisarme, desordenar mi cabello y brincar sobre mí con indiferencia.

Gracias pequeño por mirarme así

Por compartir tu inocencia y tu confianza, por tu balbuceo que incongruente suena a bellas palabras. Porque al contemplarnos la realidad se desvanece como el aire entre tus dedos, que pierde su espacio cuando empuñar tus manitas.

Gracias pequeño por mirarme así

Por tu olvido y tu mi atadura, para tí un momento, para mi un recuerdo para revivir con nostalgia.

Gracias pequeño por mirarme así

Porque aún sin ser mio hijo en esos instantes que compartimos te amo como tal, y aún en tu ausencia en gotas de tiempo donde me abandono al capricho de la soledad, abrazo a mi almohada, cierro los ojos y siento que eres tú regalándome un poco de tu esperanza.

Gracias pequeño por mirarme así

Escrito después de haber bebido
1 barrilito
1 pacifico de lata
Maxi esta va por tí...

Hoy brindo...

Hoy brindo por el sol de la mañana, por su luz y su calor, por la radiación que nos cobre y extrañamos en la noche.

Hoy brindo por el viento, por su fuerza y su vigor, por la caricia de polvo que sin merecer roba a nuestras mejillas un escalofrío. Y por el canto irregular que produce al mover las hojas de un árbol.

Hoy brindo por la la vida, por el sueño y el milagro, por el orgasmo que antecede su inicio, por el suspiro que precede al final.

Hoy brindo por mis amigos, por sus oídos que me escuchan, por sus ojos que me leen. Por los presentes y aún por los ausentes, por los que seguiremos jugando con la vida un día más.

Hoy brindo por el mañana, porque en el mañana espero sentir la radiación del sol que ahora no sie nto, reclamarle al viento la caricia que ayer no me regalo, creer en el sueño y el milagro de la vida pues ahora no lo creo, y sonreír con mis amigos sin imitar mi sonrisa con una mueca.
Escrito despues de haber bebido
1 salta perico
1 paloma blanca
La Paloma

14 nov. 2008

Negación

Dime lo que quiero escuchar, llena a tu voz con las palabras que en sutiles ocasiones sembré en tus jardines llamados labios. Que los huesecillos que forman parte de mi aparto auditivo, vibren con la acústica y la convicción de tus oraciones.

Mírame como quiero ser apreciado, impregna a tus ojos con aquella humedad e intensidad que contienen a una lágrima, con ese líquido mágico que encierra a la luz y detiene el tiempo.

Tócame como deseo ser tocado, que tu piel devore a la mía con caricias y la sal de tu sudor se mezcle con la mía. Que uno sea nuestro suspirar, y nuestros latidos sean armónicos al momento que nos rodea.

Déjame sentir que escuchas, miras y tocas con afán, que aunque mi razón sepa que todo aquello es ficticio, en mi locura tu antojo por mí solo pueda ser satisfecho con la expresión de mi pasión constante.

Porque has de saber que en el rayo no existe la luz sin el trueno, en una revolución no existe victoria sin derramamiento de sangre y en la negación de un hombre a su realidad actual, cualquier locura por efímera que parezca es un alter ego que eyacula un poco de esperanza.

Pues nadie es exento de caer dos veces en el mismo lugar.

Escrito después de haber bebido una cerveza
Hoy me atrevo a recordarte,
quiza mañana no pueda hacerlo,
¿Qué puedo hacer?,
El día de hoy me regalaron una cerveza.