26 abr. 2008

Hora Cero

Envidie por un momento a la luz de la marquesina que te tocaba, la marquesina de la parada del autobús, del autobús que ibas a tomar para llegar a tu casa, y así salir de mi vida.

Recordé con dolor en mi pecho todos los gratos momentos que pasamos, también los no tan gratos, la ansiedad en momentos de espera, la tristeza que me provocaba a veces tu actitud indiferente, la alegría de tu sonrisa y la pasión con la que me llegaste a besar. Abrazados, protegidos en la soledad de un estacionamiento. Y todos los sentimientos que con mis lágrimas lavaré cuando sea necesario hacerlo.

Busqué respuesta en los amigos y en los vicios, de los amigos obtuve consejo, aliento, y los brazos de apoyo no me faltaron. De los vicios obtuve la satisfacción del alcohólico, el aliento del fumador empedernido, y la locura del pervertido al que le ponen un precio por dar un beso, (quizá más).

Me perdí en el tiempo, con el dolor, la culpa y la indignación del fracasado que se auto compadece. Intente arrebatar mi propia vida caminando por las calles, sin embargo nunca me esperé a que llegará un auto que le pusiera fin a mi desdicha.

Formulé preguntas y nunca recibí respuestas, exigí resultados, urge entre lo mágico y lo divino, mas nada me dio satisfacción. Me oculté en la oscuridad de mi alma y desee morir, o al menos dejar de darle función física a mí ya mente moribunda.

Más no hay tiempo que no se supere o recuerdos que aun satisfactorios no dejen el vacío de la pérdida de un ser amado. Te quise y aun lo hago, y por ese mismo amor, te dejo libre, porque aunque llore en momentos de desvelo y baja guía, endurezca mi frente ante cualquier recuerdo que me evoque tu figura, e incluso llegue a negar que sentía algo por ti, estaré feliz imaginando que tu en alguna parte lo eres.

La felicidad con felicidad se paga, el amor con amor se paga, y el tiempo; lo pagaré con mi vida. Es la hora cero, momento para aprender, soñar, y volver a comenzar.

Dedicado a la mujer que me regalo ocho días de su vida.
Vuelvas o no a mi vida, se que recordaras que estuve en la tuya.


Escrito después de haber bebido
2 sangrias
3 rusos blancos
1 ruso negro
2 hierbabuenas
1 bull
Real mascusia
3 cervezas
Otro Lugar
Estar despierto por 38 horas

22 abr. 2008

Vaca ebria, primer aniversario

35 suspiros le robe a la imaginación, suspiros que brillaron con el alcohol como detonante.

Son los sueños y las pesadillas de un hombre que bebe, escribe, y tiene la esperanza de algún día acabar la búsqueda que lo llevo a escribir desde un principio.

Hoy, a un año del comienzo de ese sueño la búsqueda aún no termina. Paz, satisfacción, gusto, cofidencia e identidad, son para este escritor, emociones pasajeras, deseos perecederos.

Colecte varios triunfos y derrotas, risas y lágrimas, fui leído y criticado, mas nunca falto amigo que me dedicará algunas palabras.

A ti, amigo que lees esta entrada, te agradezco por ser quien eres, una parte de mi vida, un amigo de la vaca ebria, una vaca que en el triunfo goza como un niño que juega con el mejor juguete del mundo, y en la derrota; aun en la derrota, triste y humillado, se atreve a sonreír.

Este aniversario no es el aniversario de una vaca, es el primer año de lo que fue para mi un tren de vida, el reflejo de lo viví, algo que en terminos cronológicos, jamás volverá

¡Felicidades vaca ebria por tu primer aniversario!
19 de abril aniversario de la vaca ebria.

Escrito despues de haber bebido
4 tequilas con squirt
Salon Veracruz

19 abr. 2008

Enséñame

Enséñame a quererte, a verte cada día como si fuera la primera vez, y a despedirme de ti como si fuera la última. Dar tiempo a nuestro tiempo y momento a nuestro momento.

Enséñame a estar contigo, brindar un significado a lo que vivamos, disfrutar de tu compañía, y no extrañarte cuando dices adiós. Porque aun separados podemos vivir.

Enséñame a escucharte, porque aunque sea bello perderme en tu sonrisa, nunca será mas importante la forma de tus labios que lo que me cuentan. Eres imagen, también eres contenido.

Enséñame a mirarte, procurar imaginar tu forma interna antes que la sensual forma que te cubre, ser el reflejo de la luz que irradias. A semejanza tu serás el sol, yo seré la luna.

Enséñame a tocarte, olvidar el tiempo y sus prisas, las torpezas de bachilleres, y alcanzar la delicadeza del amante que vive mas allá de la razón o del prejuicio. Nada sucede con demasiada rapidez o lentitud, sólo sucede.

Enséñame a respetarte, cuidar de tu tiempo, aceptar tu individualidad, y superar la inseguridad que me produce el no estar a tu lado. Confiar en ti como confío en mi mismo.

Enséñame a compartirte, darme cuenta que somos parte y no la totalidad de nuestras vidas. Porque aún el sol ilumina más planetas, y la tierra da vida a muchas vidas.

Enséñame a enseñarte, a entregarme a ti sin demora, dolor, vicio o sensación de vacio. Ser para ti el amigo entre amigos, el compañero entre compañeros, el amante entre los amantes. Porque así lo he decidido, ser para ti, por ti, y siempre tuyo.

Escrito despues de haber bebido
3 chabelas de ruso blanco
Real mascusia
Mi amor, por tí vale la pena
soñar...

7 abr. 2008

Hoy deseo...

Hoy deseo morir, como la hoja del árbol que bajo el calor se quema y desea ser arrancada por el viento, o el lirio que yace en el lodo muriendo de sed. Estoy roto y seco, por eso deseo morir.

Hoy deseo morir, porque todo carece de sentido, ese sentido que se pierde cuando voy en mi automóvil, y todo lo que veo se nubla porque no puedo contener mis lágrimas, ese sentido que se pierde cuando me dices que es mejor alejarnos.

Hoy deseo morir, porque descubrí que mi dependencia hacia ti es extrema, y que sin ti no tengo deseos de alcanzar nuevos horizontes, porque mis días son tuyos, y aún en mis noches, el sueño lo concilio porque mi almohada lleva tu nombre.

Hoy deseo morir, porque aún cuando me identifico contigo, me veo reflejado e idealizado, aun me ves como a un extraño, y que los pasos que damos hacia delante, son difíciles o pequeños.

Hoy deseo morir, porque mis carreras no son compatibles con tus caminatas, y muchas veces mi inocencia en la materia de atenderte raya en la estupidez, y aún la gente que nos rodea rompe el hielo delgado donde nuestra relación crece.

Hoy deseo morir, porque en cuestiones de amor me siento un idiota, porque no se dar en medida exacta, y un vaso de agua convertido en dificultades, es un ancho mar. Porque en ti me veo superado, pequeño, y todo el tiempo que tengo, lo uso para encontrar nuevas formas de complacerte.

Hoy deseo morir, porque mi vanidad es muy grande para suicidarme, mi poder y todo lo que represento no son suficientes, para serte amado, y el ser especial no me sirve de nada si seguiré estando sólo.

Hoy deseo morir, porque me equivoqué, fracasé de nuevo, y no ha sido la primera vez. Simplemente morir porque siento que ya estoy muerto...

Escrito despues de haber bebido:
3 tragos de wisky
mi orgullo
y mi esperanza

3 abr. 2008

Cuando espero

Y es en la espera de tu beso, donde encuentro la miel inspiradora que alimenta a mis entrañas.

Donde la comisura de mis labios corresponde de manera perfecta a la curva de tu cuello.

En la transmisión de calor que lleva tu aliento a mi oído derecho.

Del como descanso mi barbilla en tu hombro, y en el hecho de que aun siendo en momentos mas alta que yo, eres mi pequeña.

Cuando poso mis manos en tus caderas de cristal, y nuestros vientres se unen.

Que a pesar de nuestras diferencias coincidimos en tiempo, gusto y distancia, el tiempo es nuestro, el gusto es mutuo y la distancia es nula.

Escrito despues de haber bebido
5 tequilas
en una boda
2 bohemias
en la fuente